lunes, noviembre 23, 2015

Te regalo mi VIDA




Entrégame
Tus labios rotos
Átame 
 A la cuerda de tu reloj

Y me esconderé 
En el yin de tu silencio
Lleno de maldiciones 
Y propósitos punzantes
 Como aguja de arpillera.


De su poemario inédito "Pellizcos de rutina"

No hay comentarios:

Siempre como si no estuviera

Dicen que la teoría de los pasos Me comunica contigo. Oferente como una sierva virgen, Con los ojos de un pez pescado, Con el aspecto ...