lunes, noviembre 23, 2015

Te regalo mi VIDA




Entrégame
Tus labios rotos
Átame 
 A la cuerda de tu reloj

Y me esconderé 
En el yin de tu silencio
Lleno de maldiciones 
Y propósitos punzantes
 Como aguja de arpillera.


De su poemario inédito "Pellizcos de rutina"

No hay comentarios: