viernes, mayo 20, 2016

La mariposa otra vez

Entre mis dedos los azules
De un cielo despejado
Pero sin estrellas.
En sus alas el abismo oscuro
De la inocencia perdida 
Y la ley de la vida
Como un cuchillo afilado
Cortando el aire

Entre nosotros el silencio
Y la necesidad de disecar la vida
Que nos separa a pasos agigantados.

La vida es rara 
hasta para soñarla.


No hay comentarios: