viernes, mayo 20, 2016

La mariposa otra vez

Entre mis dedos los azules
De un cielo despejado
Pero sin estrellas.
En sus alas el abismo oscuro
De la inocencia perdida 
Y la ley de la vida
Como un cuchillo afilado
Cortando el aire

Entre nosotros el silencio
Y la necesidad de disecar la vida
Que nos separa a pasos agigantados.

La vida es rara 
hasta para soñarla.


No hay comentarios:

Siempre como si no estuviera

Dicen que la teoría de los pasos Me comunica contigo. Oferente como una sierva virgen, Con los ojos de un pez pescado, Con el aspecto ...